Vender arte online es muy fácil.

Estamos indiscutiblemente inmersos en la era de la tecnología y sobre todo de internet. A día de hoy, casi nadie puede vivir sin conectarse a la red más de unas pocas horas seguidas y ¿por qué? Es fácil, gracias a internet hemos conseguido avanzar en casi todos los aspectos de nuestra vida: trabajo, información y todas las facilidades que ofrece a un solo “click”.

En el mundo empresarial no ha sido menos, ahora contamos con innumerables empresas que se mueven por la red como pez en el agua y que gracias a este medio han conseguido hacerse un hueco importante en su sector. Gracias a internet, a las redes sociales y a la propagación de publicidad estamos consiguiendo una verdadera revolución informativa. Esta revolución favorece mucho a los comercios y empresas que necesitan darse a conocer de alguna manera para así llegar mucho más directamente a sus clientes.

Justamente como pasa con el sector artístico. Los artistas, del tipo que sean, son los grandes olvidados del sector comercial. Muy poca gente llega a enterarse de cómo obtener obras de arte, dónde se exponen, quiénes son los artistas que las crean, cuánto cuestan… Poco a poco estamos presenciando como cada vez van quedando menos galerías de arte. Apenas se ven por la calle establecimientos que vendan arte a no ser que se busque eso concretamente. Al arte le falta promoción.

Si el arte de cualquier tipo tuviera mucha más publicidad y promoción de la que tiene, la gente acudiría a presentaciones de las nuevas colecciones y artistas, asistiría a muchas más subastas y conocería mejor a los nuevos artistas que tienen un gran talento por desgracia desconocido.

Internet está ayudando mucho a que esta pausa artística se acabe pronto, gracias a la red y a la cantidad de información que se mueve por todos lados (incluidas las redes sociales) se están dando a conocer artistas con un don especial para crear impresionantes obras de arte y que, si no fuera por la ayuda de internet, no podrían promocionarse.

Una de las principales ventajas que tienen internet es que se caracteriza por unos costes muy bajos a la hora de promocionar a un artista emprendedor. ¿Y cómo es posible? Pues porque existen muchas plataformas online que hacen de galería artística y punto de venta sin la necesidad de ocupar un espacio físico o tener que pagar para que la obra permanezca en algún lugar. Además, los costos y comisiones de las webs de arte son muy bajos y en algunos caso casi inexistentes. En otras, dan muchas facilidades a los artistas permitiendo que sean ellos quienes se encarguen de la venta y con un criterio propio de “cuánto cuesta la obra y cómo quiero recibir el dinero”. Gracias a este tipo de webs, los artistas de todo tipo pueden aportar su granito de arena al mundo artístico y por supuesto, vender su arte al precio que merece.

 

¿Qué consejos deben seguir los artistas que quieran vender sus obras por internet?

 

Lo primero que hay que tener en cuenta a la hora de vender arte es que el artista debe proteger sus obras. ¿Y por qué? Es muy fácil robar y adjudicarse el trabajo de otro. Por ello, antes de colgar ningún trabajo en internet hay que declarar la obra como propia e inédita. Evitar un plagio es importante para que no haya malos entendidos acerca de la autoría u originalidad de ninguna obra. Es un proceso gratuito que puede hacerse de manera online.

Otro punto a tener en cuenta es la calidad de la imagen. Al publicar la obra online es imposible que el comprador pueda verla en persona y por ello la imagen que se cuelgue en internet debe ser muy buena. Es esencial convencer al cliente de que la fotografía que está viendo es exactamente igual al producto que está comprando, sin retoques ni engaños; real y de buena calidad. Los fotógrafos o diseñadores gráficos no tienen que preocuparse por este tipo de cosas porque su material es digital pero los pintores o escultores sí deben tenerlo muy presente. Por ello, es imprescindible que las imágenes sean nítidas y los colores fieles a la realidad; no se puede dar lugar a ningún tipo de confusión. Además, cuanto mejor sea la imagen, más confianza dará el artista.

Si se quiere vender, hay que hacer una imagen. Es importante pensar en lo que queremos transmitir como artistas, por ello se aconseja siempre darse a conocer como tal. La imagen que se dé como persona influirá mucho en la que se dé como artista y en la que la gente va a apreciar. Por tanto, a la hora de hacer un perfil como artista, se debe resumir la vida y obra para que las personas interesadas en comprar obras conozcan al artista. En cada perfil se deben apreciar estas cosas. A la hora de crear redes sociales para darse a conocer como artista y exponer su obra como profesional debe aparecer un pequeño resumen. Por otro lado, siguiendo con el tema de las redes sociales, es aconsejable usar y explotar las que son más visuales o se basan en publicar imágenes. Este tipo de redes llega muy rápidamente a las personas, las cuales se interesarán de manera inmediata. Además, las plataformas especializadas para artistas darán credibilidad y profesionalidad. ¡Hay que activarse en las redes!

Por otro lado, es importante tener un lugar donde se puedan publicar todas las obras y tenerlo como carta de presentación. Las redes sociales están bien como promoción, pero no siempre son profesionales. Un perfil o portfolio en una plataforma concreta puede dar la profesionalidad que se necesita. Estas plataformas digitales funcionan como álbum o carpeta en la que estarán todos los trabajos. Se pueden diferenciar por secciones y además, se podrá interactuar con otros artistas de su categoría o de otras, votando, comentando y opinando sobre las obras y todo lo relacionado.

No es positivo centrarse en un solo canal de venta. Internet es muy grande y nunca se sabe dónde se puede encontrar la oportunidad que lleve al estrellato. Centrarse en una página web personal con todas las obras, en alguna red social o en plataformas específicas puede ser un error y que los verdaderos interesados nunca lleguen a conocer un gran artista. Por ello, es aconsejable abarcar todas las opciones posibles, nacionales e internacionales, darse a conocer en distintas webs, plataformas y sitios a los que la gente acude cuando quiere comprar una obra de arte. Algunos de los canales son de pago, otros gratuitos, algunos van por subastas e incluso se necesita aprobación de los administradores, pero nunca es demasiado. Cuantas más puertas se abran, más fácil será el proceso.

¡No hay que desistir! Es un proceso largo, duro y posiblemente desesperante; rendirse no es una opción. Cuando se es un artista con confianza en sí mismo, constante con su trabajo e incansable, llega el momento. En cuanto se da uno a conocer se empezará a ver los resultados de tantos esfuerzos y por fin se obtendrán beneficios por el gran trabajo que se hace como artista. Disfrutar la experiencia porque es la manera más bonita de trabajar: disfrutando.

 

¿Por dónde se pueden vender las obras de arte?

 

Cada vez se está extendiendo más el mundo del arte y los jóvenes artistas. Contamos con innumerables plataformas, tiendas y webs en las que vender arte es más fácil de lo que se pueda imaginar.

 

Society6

 

Esta plataforma online permite que los artistas entren y se asocien con la web para vender su trabajo en calidad de artista. Ellos se encargan de la impresión, envío y permiten que el artista ponga el precio que va a cobrar por la obra. Además, abarca muchos estilos, desde cuadros a camisetas, pasando por fotografía y productos de diseño y decoración. Si se es un artista actual y se quiere empezar a vender la obra, es una buena forma de empezar. Fomentan el arte nacional e internacional de todo aquel que tenga un talento artístico especial. Tienen en su página web una sección a modo de galería de arte y una página de contacto para nuevos artistas.

 

RedBubble

 

Es una web o plataforma en la que los nuevos artistas pueden participar vendiendo sus diseños. Es una empresa australiana que tiene como objetivo dar a los artistas independientes una forma de vender su arte. Cuentan con muchísimos asociados y cada uno tiene su libre estilo de expresión. No tiene límites, se pueden estampar los diseños en camisetas, fundas para móviles, láminas… Ellos se encargan del envío y la producción. El artista se lleva la mayoría del beneficio mientras que ellos obtienen un porcentaje del mismo.

 

ActualArte

 

Es una galería online de arte contemporáneo. Para poder formar parte de su equipo hay que rellenar un formulario y ellos se ponen en contacto con el artista. Las ventajas son: la difusión nacional e internacional, la venta online, el asesoramiento y la asistencia a ferias. Por otro lado, esta plataforma requiere una cuota anual, la cual incluye: la exposición individual temporal, la presentación, el currículum artístico, un número ilimitado de obras en venta o exposición y la actualización permanente de las obras. Esta web es un poco más específica que las nombradas anteriormente.

 

Artenet

 

Es una web a la que acuden coleccionistas de arte y personas interesadas en los originales. Es mucho más clásica que las anteriores. Esta web se centra en obras de arte únicas. Se pueden vender: pinturas, dibujos, esculturas, material de artesanía y arte digital y fotografía. Todo debe ser auténtico e inédito. En esta página no se permiten reproducciones o copias ni artículos de segunda mano o fabricados en masa; mucho menos copias que infrinjan los derechos de autor. Para formar parte de su comunidad hay que inscribirse y esperar confirmación. No tiene ningún coste pertenecer a la web y no cobra comisión, es un intermediario entre el autor y el comprador.

 

Artelista

 

Es una de las webs de arte más famosas a nivel nacional, aunque está expandida a nivel internacional. Es totalmente gratuito exponer y vender las obras, simplemente hay que crearse una página dentro de la plataforma y empezar a vender. No impone exclusividad y se pueden vender tanto originales como reproducciones de las propias obras. La propia web se encarga del transporte y demás. Esta web tiene comisión, ofrece el 65 % del precio de los originales y el 35 % de las reproducciones a los artistas. Ellos mismos certifican la autenticidad, tienen garantía de devolución y trabajan con las mejores empresas de mensajería.

 

Dibujando.net

 

Esta no es una galería de arte ni una tienda online pero sí es una plataforma en la que todo aquel que quiera compartir sus obras, puede hacerlo. Es una manera maravillosa de darse a conocer entre artistas, adquirir conocimientos o ideas e interactuar con otros para ver el alcance que pueden tener las obras. Hay artistas de todo tipo y calidad, categorías y estilos. Es una gran comunidad de personas que aman el arte. Desde ahí, cualquiera con un don para el arte puede darse a conocer e incluso puede recibir ofertas de particulares. Es gratuita y libre, solo se necesita un registro rápido.

 

Existen muchas más plataformas de venta online de obras de arte, internet está repleto de facilidades para los artistas y jóvenes emprendedores que quieren darse a conocer dentro de este mundo y sacar un poco de beneficio tras tanto esfuerzo y sacrificio. El arte es una vocación muy bonita y muy poco valorada, gracias a avances como estos, los artistas de cualquier estilo están abriéndose hueco en el mundo de la venta de las obras de arte y dándose a conocer por medio de plataformas, redes sociales y webs temáticas de arte. Hemos conseguido mucho gracias a la red y a las nuevas tecnologías, el arte es una modalidad que nunca va a decaer, siempre va a existir, de una manera u otra siempre va a formar parte de nuestra vida y nuestra historia. Dándole una oportunidad a estos jóvenes talentos, grandes artistas y nuevas promesas, estamos apoyando al arte y apostando por la cultura.

imagen

 

 


Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


Pin It on Pinterest