La búsqueda de un nicho de mercado: el primer paso para emprender y encontrar una oportunidad de negocio

Encontrar un nicho de mercado que garantice la rentabilidad y sostenibilidad de una empresa es uno de los principales quebraderos de cabeza para todo potencial emprendedor: por mucha pasión y esfuerzo que este invierta en sus ambiciones, resultarán inútiles a la larga si no se encauzan hacia la dirección adecuada; o, dicho de otra forma, la potencia no sirve de nada sin planificación y control previos. Antes de vender un producto, es absolutamente necesario conocer bien a aquellos de quienes esperamos que lo compren y, en función del conocimiento obtenido sobre las características de nuestro target, diseñar una oferta de cuyo atractivo para el cliente exista una mínima certeza.

 

Analizar el mercado y delimitar el sector de consumidores ideales

 

Hallazgo, definición y acotación de la potencial clientela son, pues, objetivos prioritarios para cualquier emprendedor incipiente. Para la consecución de esta tarea se hacen necesarios ciertos criterios, que se exponen a continuación.

En primer lugar, el emprendedor tiene que asegurarse encontrar un nicho de mercado digno de ese nombre; esto es, debe constatar que el área de bienes o servicios en la que pretende ejercer su actividad cuenta con los suficientes clientes potenciales dispuestos a pagar por estos. Un buen indicativo de que un nicho de mercado supone una buena oportunidad de negocio, de que “mueve dinero”, es la existencia de algo de competencia en el sector; si en él ya hay empresas disputándose la atención de clientes es porque esos clientes ya están gastando dinero en adquirir esos bienes o servicios.

Sin embargo, también es posible encontrar un nicho de mercado todavía virgen, lleno de potenciales clientes a cuyas exigencias concretas ninguna empresa se ha planteado atender todavía; hay numerosas historias de grandes emprendedores cuyos productos fueron, en primer lugar, formas de suplir sus propias necesidades cotidianas. Tal es el caso de, por ejemplo, Dropbox, herramienta creada por Drew Houston y Arash Ferdowsi como manera de evitar los contratiempos ocasionados en el desarrollo de proyectos comunes por un fallo bien prosaico: el habitual olvido del lápiz de memoria USB, con toda la información necesaria para el trabajo a desempeñar, en casa de uno de los emprendedores. Como forma de solventar estos habituales despistes, se creó la que hoy es una de las aplicaciones de compartición de contenido en la nube más usadas de Internet.

Así pues, cualquier necesidad insatisfecha puede llegar a convertirse en el origen de un nuevo nicho de mercado, siempre que esta sea compartida por el volumen de gente suficiente y que el emprendedor adecuado la encuentre y diseñe un servicio adaptado a ella.

 

Diseñar un producto atractivo en función del estado del mercado a abordar

 

En este punto es donde se hace pertinente mencionar otro de los criterios necesarios para la aproximación a un nuevo nicho de mercado: el adecuado conocimiento del mismo por parte del emprendedor, la garantía de que este va a sentirse cómodo atendiendo a las necesidades de sus nuevos clientes e, hipotéticamente, bregando ante estos frente a la posible competencia.

Resulta ideal, por ello, la situación en la que el cliente pertenece al mismo colectivo cuya demanda se plantea satisfacer. Así sucedió, por ejemplo, en el caso de Ros Megías y Tere Rodríguez, las dos emprendedoras a cargo de la página 40yque.com: se trata de una página destinada a poner en contacto a mujeres con edades en torno a la cuarentena e interesadas en iniciarse en el mundo del emprendimiento. Megías y Rodríguez eligieron un nicho muy específico y acotado que, además, conocían bien (ambas de edades situadas alrededor de los 40, tienen una dilatada experiencia en el mundo del marketing de contenidos y las redes sociales). El resultado fue una web boyante que ha logrado erigirse en referente para un sector de mercado (las mujeres maduras que pretenden emprender su propio negocio y buscan compartir experiencias, ideas y consejos) que nadie más se había ocupado de atender tan satisfactoriamente en el Internet hispanohablante.

Por tanto, el nicho de mercado a abordar debe ser, por un lado, un sector delimitado de potenciales consumidores al que comprendamos bien; por otro, un terreno comercial, entendiendo a este como la suma de circunstancias que rodean al producto que queremos ofrecer (existencia o no de competencia, posibles formas de diferenciarse de esta o superarla, características que hacen atractivo al público el bien o servicio ofrecidos, ámbitos en los que promover o publicitar el producto…), bien conocido.

Hay diversas formas de llevar a cabo este análisis. A continuación, se mencionan algunas de ellas, de fácil acceso y buenos resultados.

 

Las herramientas facilitadas por Google

 

Varias de las aplicaciones de Google pueden ser un buen instrumento para un emprendedor en busca de su oportunidad de negocio. Una de ellas es Google Correlate, en la que se pueden consultar las tendencias de búsqueda de ciertas palabras en Google a lo largo del tiempo, así como la frecuencia de su correlación con otras palabras en la búsqueda.

Aunque esta no es, por sí sola, la vía para la acotación de un nicho de mercado, sí que nos ayudará a calibrar la relevancia para el público general en Internet de ciertas palabras (por ejemplo, “sartén”) y la frecuencia con la que este hace su búsqueda en Google sobre elementos asociados a esa palabra (por ejemplo, “de cerámica”; se puede obtener, así, una buena perspectiva sobre la relevancia de las sartenes de titanio entre las preocupaciones de los usuarios de Google, y sopesar si hay en ellas una oportunidad de negocio).

Otra de las aplicaciones de Google que pueden valer a la hora de analizar el mercado es una introducida en Google Ads: se trata de la herramienta del planificador de palabras clave; esta, introduciendo el término sobre cuya popularidad en Google se quiere indagar, mostrará el número aproximado de búsquedas del mismo en el buscador, junto al estado de competencia por los ads a él referentes, que Google calificará de baja, media o alta.

Además, se puede ver el estado de términos similares o asociados. Así, al introducir las palabras “sartenes de cerámica” puede ocurrir que sea un término con pocas búsquedas mensuales en Google, por lo que quedaría descartada su conveniencia como negocio; pero se puede ver, al mismo tiempo, que las palabras “sartenes de titanio” cuentan con un volumen alto de búsquedas y que, además, el nivel de competencia por los ads relativos a ellas es bajo, por lo que habría pocos competidores en una aproximación a ese mercado.

 

Otras fuentes de información sobre potenciales nichos de mercado y oportunidades de negocio

 

MIT Technology review es una revista anglosajona sobre innovación tecnológica que será de tremenda utilidad para todo aquel interesado en este mundo en constante renovación, en el marco del cual no paran de presentarse nuevas posibilidades comerciales.

Techcrunch, una web que cubre noticias relacionadas con el mundo de las startups, desde nuevas aplicaciones hasta eventos.

Trendwatching es una referencia obligada para cualquier emprendedor incipiente que se halle buscando un nuevo nicho de mercado en el que invertir dinero y esfuerzo; esta revista mantiene un detallado catálogo de las tendencias que surgen en el mercado con la finalidad de dar ideas a los nuevos empresarios y ayudarles a comprender a los consumidores.

INC es también una revista que ofrece una detallada perspectiva sobre innovación, startups y potenciales oportunidades para el emprendedor.

Por último, otra fuente de información interesante es BetaList, una web que agrupa a las startups emergentes o en fase beta y las clasifica en función de su sector de mercado, desde aquellas dedicadas al hardware o la tecnología 3D hasta las gastronómicas, pasando por las pertenecientes al sector de la educación. Se puede, de esta forma, cotejar cuáles son los sectores del mercado que van ganando afluencia, y recibir de esta forma inspiración para crear una startup.

 

Conclusiones

 

En resumen, se puede afirmar que la definición del público o target de la nueva empresa, así como el adecuado conocimiento del medio en el que se produce la demanda y (si ya existe competencia) oferta del bien o servicio a vender son tareas fundamentales e ineludibles para el emprendedor, y esenciales para el éxito de su negocio.

También que, con las nuevas tecnologías de la información, surgen innumerables exigencias y demandas, que es lo mismo que decir oportunidades de negocio para un empresario sagaz e informado; es, asimismo, más fácil que nunca encontrar información sobre las condiciones de estas potenciales demandas y clientelas, sobre el estado de la competencia, sobre las varianzas de los intereses colectivos a lo largo del tiempo… y que, incluso, es también más fácil que en ningún otro momento, para todo aquel con iniciativa para informarse, anticiparse a las tendencias del mercado y detectar los talentos y visiones innovadoras antes de que estos se abran al conocimiento general mediante el análisis del mundo de las startups, que experimenta constantemente revoluciones e invenciones que pasan a consagrarse como oportunidades de negocio exitosas y solventes.

La clave del éxito, pues, está en la iniciativa del emprendedor para informarse adecuadamente sobre el nicho de mercado que aspira a cubrir.

 

imagen

 

 


Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


Pin It on Pinterest