Es hora de actuar


El mundo cambia y, nuestra percepción sobre las cosas también. Claro está que para ello debemos tener la mente bien abierta sin dejarnos llevar por la negatividad que ello podría acarrear.

La economía y los avances tecnológicos no se quedan atrás, es más, estas avanzan a dos pasos por delante nuestra. Sin quererlo, estamos viendo cómo escasea la oferta laboral que conocíamos hasta ahora.

Pero en la mayoría de los casos, nos estancamos en ese pensamiento y lo reafirmamos con un ‘’a dónde voy a parar o qué va a ser de mi vida’’.

Sin percatarnos de que en nuestras posibilidades está el crecer y desarrollarnos como personas. Que en nosotros está el deber de hacer la pregunta correcta, la cual dejamos ir.

¿Qué es lo que te apasiona?

Puede parecer una pregunta tópica o de cierta complejidad, pero, si te paras por un instante a replantearla, averiguarás muchas cosas sobre ti que hasta hoy, no sabías que existían.

Pues siempre hay algo que esté por encima de todo. Siempre va existir algo que te llene de verdad.

Un ejercicio correcto sería el de hacernos las preguntas que nos llevan a las respuestas lógicas. Aquellas respuestas por las que sentimos alivio y alegría al contarlas.

¿Cómo ganarse la vida entonces?

Si no hay oferta laboral, no hay por qué alarmarse demasiado. Puede que sea algo trágico teniendo en cuenta que hasta hace poco has gozado de un ‘empleo’. Y casi decir ‘gozado’ es un término forzoso.

Puesto que si no has estado haciendo una labor que te apasionara, significaría que no has podido gozar lo suficiente o lo que mereces como persona.

Cuando identificamos lo que nos apasiona, aquello por lo que estaríamos todo el día trabajando y por lo que nos brillan los ojos, entonces comprendemos que algo más podemos hacer.

No solo eso, comprendemos para qué hemos venido al mundo. Y es una sensación cuanto menos gratificante.

Hay quien elabora objetos artesanos y los vende por la red, compartiendo sus obras de arte solo con la pasión y las ganas que merece. Además de recibir gratificación y compensación por ello.

Entonces, esta persona vive de su pasión.

También, está quien realiza consultorías personalizadas o escribe un blog con sus conocimientos y/o aventuras. Su pasión por la escritura le hace sentirse libre y con ello, también pasará a vivir de su pasión.

Sí, no es un camino fácil, pero de serlo ¿lo haría cualquiera no? Por ello siempre es conveniente encontrar lo que a uno le apasiona de verdad y desarrollarse en ese campo.

¿Cómo hago para saber qué me apasiona de verdad?

Pregúntate si lo que estás haciendo ahora te va a llevar a dónde quieres estar mañana.

Anota tu respuesta en un papel.

A continuación, pregúntate qué es aquello que harías cada día sin cesión, aquello que te llena. Cualquier cosa, piensa en ti, empieza por ti.

Anótalo en el mismo papel.

Ahora pregúntate ¿qué quieres o piensas lograr con lo que deseas hacer que, lo que haces actualmente no te lo permite?

Anótalo todo con detalles, no te dejes absolutamente nada.

Y esta lista léela en voz alta. Transmítetela en un rincón en el que haya calma, libre de ruidos y distracciones.

¿Y si fracaso?

Los errores son algo común en nuestros días. Todos fracasamos, pero ello no es un indicativo de que te tengas que rendir, sino que, al contrario, te manda un mensaje de fuerza para que continúes.

Todos los errores nos alimentan de aprendizaje. Todos sin excepción. A veces duelen más, otras veces vienen con sutileza, pero lo importante es identificarlos y abrazar la lección que nos traen.

Pues, no hay nada más gratificante que hacer lo que te apasiona, errar, aprender, errar, perfeccionar tu técnica, errar y continuar creciendo y demostrando que estás haciendo esa labor porque has venido a este mundo para ello.

¿Y qué pasa con las opiniones del qué dirán?

Siempre tenemos a nuestro alrededor personas que opinan acerca de nuestro día a día y nuestros actos. Es algo normal y muy habitual.

Esto no es escogido para unos pocos, no. Esto nos sucede a todos y en gran medida. Recuerda que no siempre llueve a gusto de todos.

Has de observar qué te dicen desde tu punto de vista. Fijándote en todo aquello que te haga bien, pero, también en aquello que te duele, te resulta molesto.

Quédate únicamente con aquello que ves que te impulsa, te motiva. Quédate solo con las personas que aprecian y valoran tu esfuerzo y tus ganas.

Desecha lo negativo y las personas que están a tu alrededor con fines negativos hacia ti. Estas personas también son conocidas como ‘personas tóxicas’ y son las que por nada del mundo debes conservar a tu lado.

Entre estas personas podemos encontrar en muchas ocasiones a personas importantes de nuestro entorno.

Pero por ahora, hasta que cumplas con tu cometido, ya hayas forjado una actitud firme y sepas con claridad hacia dónde quieres ir y llegar, deberás alejarte para que no te causen males mayores.

Solo deberás reunirte a las personas que te impulsen a ser cada día tu mejor versión.

Pero, ¿Generar un ingreso o vivir de Internet es posible?

En un mundo en el que el cambio es constante, los avances tecnológicos ocurren en cuestión de minutos y todo ser humano está capacitado para avanzar con ello y desarrollar una amplia serie de habilidades, sí.

Es posible generar o ingreso extra o incluso, vivir de Internet, haciendo lo que a cada uno le apasiona más, lo que le hace feliz. Sin importar el qué dirán.

Es importante que sepas que el Internet está lleno de oportunidades en las que, con una formación constante y ganas por vivir y construir la vida que se quiere, no hay límite existente.

Los límites únicamente te los pones tú. Si quieres puedes y no hay razón por la que esclavizarse con algo que no te hace feliz. Tampoco hay razón por la que impedirte avanzar, crecer y disfrutar de la vida como mereces.



Pin It on Pinterest

Shares
Share This