El movimiento Fintech abre un abanico de alternativas laborales

El rápido desarrollo de las nuevas tecnologías ha conseguido cambiar la forma en que entendemos el mundo. La aparición de los diferentes dispositivos móviles y las Apps; y su implementación en nuestra vida cotidiana ha cambiado nuestra forma de vida en muchos aspectos: nos relacionamos de forma diferente, consumimos de forma diferente, organizamos nuestro ocio de forma diferente…

Este cambio en la manera de ver la vida también ha llegado al mundo de las finanzas gracias a la aparición del movimiento fintech. Estas plataformas han dado un impulso al mundo financiero haciendo que la banca tradicional tenga que invertir en innovación para no quedarse atrás a la hora de ofrecer sus servicios. Además, la creación de nuevas empresas ha fomentado el crecimiento del empleo en este área creando nuevos puestos de trabajo y también nuevos perfiles profesionales.

Todo avanza demasiado rápido y muchas veces la legislación no puede seguir el ritmo de estos cambios. Ese es, quizá, el gran reto que deben asumir los Estados, ir actualizando las leyes a las nuevas realidades que se viven en los mercados para que las nuevas líneas de negocio puedan crecer de forma ordenada y acorde a los valores de cada país.

 

¿En qué consiste el movimiento fintech?

 

La palabra fintech es el resultado de unir los vocablos ingleses finance y technology. Bajo este nombre se aglutinan todas las empresas de finanzas digitales que utilizan lo más nuevo en tecnología para ofrecer una experiencia innovadora a los consumidores.

Los servicios que ofrecen estas están sustituyendo, paulatinamente, a la banca tradicional ofreciendo servicios como transferencias de dinero, asesoramiento en la economía familiar, asesoramiento en inversiones o, incluso, realizando operaciones de compra y venta de títulos.

Al calor de esta nueva de relación entre los profesionales de las finanzas y el público, ha surgido también otro nuevo término; InsurTech. Una empresa InsurTech vendría a ser el mismo tipo de empresa que una fintech pero volcada en el mundo de los seguros.

 

¿Qué tipo de empresas fintech existen?

 

Las empresas fintech se han instaurado en todos los ámbitos del mundo de las finanzas, a continuación se presentan algunos tipos de negocios a los que se dedican.

 

Financiación de particulares y empresas

 

Este tipo de negocio consiste en poner en contacto a pequeños inversores con empresas que necesitan financiación. Este contacto se realiza a través de la web y los inversores son asesorados y acompañados durante todo el proceso por profesionales que analizan las diferentes opciones de inversión y les aconsejan a la hora de tomar decisiones.

Dentro de estos servicios estarían las empresas de crowdlending. El crowdlending consiste en préstamos de pequeñas cantidades que personas realizan a las empresas a cambio de un tipo de interés o de una pequeña participación dentro de la empresa. Con este tipo de servicios las plataformas dan un impulso a los proyectos y a las empresas que no pueden desarrollarse por falta de financiación. En cuanto a las empresas que se financian mediante este método, están obligadas a pasar un informe sobre su riesgo crediticio, si son morosas, para asegurar a los inversores que están depositando sus ahorros en un lugar con cierta garantía.

 

Transferencia de fondos

 

Antes de la aparición de las fintech, la banca tradicional tenía el monopolio de este tipo de operaciones y cobraba altas comisiones por ellas. Las nuevas tecnologías han facilitado estos procesos de inversión y han propiciado la aparición de empresas que las gestionan por un importe menor.

 

Asesoramiento financiero y en inversiones

 

Las nuevas tecnologías han cambiado la forma en que nos relacionamos con nuestro entorno. Antes de la aparición de los smartphone, los bancos eran los encargados de ofrecer servicios de asesoramiento a las familias o a las pequeñas empresas. Para recibir este servicio había que desplazarse hasta la oficina para poder hablar con el asesor de turno. Ahora, con la aparición de las fintech, esta operación es mucho más rápida y cómoda ya que se puede realizar desde cualquier lugar, siempre que se disponga de un dispositivo móvil.

Los consumidores, sobre todo las nuevas generaciones, cada vez están más acostumbrados a realizar este tipo de gestiones sin necesidad de estar cara a cara con la persona que les está asesorando. Por eso, cada vez surgen más empresas que aprovechan esta línea de negocio.

 

Pagos y cobros a través de dispositivos móviles

 

Se trata de las plataformas fintech por excelencia. Van un paso por delante de la banca tradicional y su número en el mercado no para de crecer.

 

Panorama fintech en España

 

En el año 2016 operaban en España 216 startup fintech, siendo sus campos de actuación principales los préstamos, los pagos, los cambios de divisas y los servicios de asesoramiento en las inversiones.

La mayor parte de estas empresas son de nueva creación, el 75 % de ellas tiene menos de 5 años, y dan trabajo a unas 2.000 personas, número que va en aumento.

No se puede negar que estas nuevas líneas de negocio se encuentran en auge en toda España, si bien todavía se está bastante lejos de alcanzar los 60.000 profesionales de las finanzas británicos que trabajan en este tipo de empresas en el Reino Unido.

Esta nueva forma de ver las finanzas ha ganado a la banca tradicional en aspectos como la satisfacción del cliente, el abaratamiento de costes y la rapidez en sus operaciones. Si bien tiene todavía un gran reto que superar como es el de los aspectos legales. La tecnología corre, en muchas ocasiones, más rápido que la legislación y eso hace complicada su regulación.

Respecto a esta cuestión el Banco Central Europeo cuenta entre sus prioridades de supervisión para 2017 con que esta supervisión a las entidades de crédito sea una actividad dinámica, por este motivo, pone el foco en la competencia que plantean las actividades financieras basadas en las nuevas tecnologías.

 

Oportunidades laborales y profesionales

 

El cambio de mentalidad en los consumidores no solo hace que las empresas se tengan que adaptar a los nuevos tiempos, también los profesionales se ven en la necesidad de reciclarse. Con la llegada de las nuevas tecnologías han aparecido nuevas profesiones y han cambiado las especialidades de los profesionales de las finanzas.

 

Estos son algunos de los nuevos perfiles que más se demandan para trabajar en una fintech:

– Especialistas en experiencia de usuario, especialmente en dispositivos móviles y en multicanal.

– Expertos en marketing digital. Es fundamental tener en plantilla profesionales capaces de realizar una buena estrategia de marketing y publicidad a través de la red.

– Abogados expertos en las particularidades jurídicas de una fintech. Este tipo de negocio es lo suficientemente nuevo como para que sus aspectos legales estén, todavía, en desarrollo. Resulta, por lo tanto, fundamental que las personas encargadas de los asuntos legales estén siempre en continua formación y reciclaje para estar a la última en los aspectos legales que van cambiando.

– Otros perfiles importantes son el de matemáticos, físicos, estadísticos, profesionales de la gestión de Big Data, expertos en la gestión de datos para la toma de decisiones…

 

Esto en cuanto a los conocimientos técnicos. Pero hay otros aspectos que también son muy valorados a la hora de contratar a un profesional para trabajar en una fintech.

Uno de los aspectos más novedosos de este tipo de empresas es que ha conseguido cambiar la forma en que los consumidores se relacionan con el mundo de las finanzas. Esta relación ha pasado de ser un mero trámite a convertirse en toda una experiencia. Por lo tanto, el factor humano y social de los profesionales que hay detrás de este servicio también es importante.

Una de las características más valoradas en los aspirantes a un empleo en una fintech es la capacidad de trabajo en equipo seguida muy de cerca por la capacidad de compromiso con la propia empresa, con los compañeros y, por supuesto, con el cliente. Las cualidades de liderazgo son otras de las virtudes que pueden hacer destacar a un candidato frente a los demás, por encima, incluso, de los conocimientos técnicos. El conocimiento de las teorías y los programas informáticos necesarios para desarrollar el trabajo diario es algo que se puede aprender y estudiar, pero si no se tiene espíritu de líder, difícilmente se podrá aprender.

De lo que no cabe ninguna duda es de que las fintech están dando una gran oportunidad de empleo a mucha gente y cada vez el número de puestos de trabajo que se crea alrededor de ellas crece. El futuro del empleo en el mundo financiero pasa, sin lugar a dudas, por el desarrollo de este mercado que está en auge.

 

¿Cómo han cambiado las fintech el panorama financiero?

 

Después de todo lo que se ha dicho hasta ahora, se podría pensar que las empresas fintech suponen una seria amenaza para los bancos tradicionales. Nada más lejos de la realidad. Los bancos y cajas no se están tomando estas nuevas plataformas como competidores, sino como posibles colaboradoras a la hora de abrir nuevos canales de comunicación con sus clientes.

Tres son las acciones fundamentales que está llevando a cabo el sector de la banca para aprovechar las oportunidades que les brindan las fintech; colaborar, invertir y desarrollar.

 

Colaborar

Hace ya varios años que el sector de la banca se ha dado cuenta de que tiene que abrirse a las nuevas tecnologías si no quiere quedarse atrás en los nuevos mercados que se abren. En este sentido, no solo colaborar con las nuevas plataformas, sino que van buscando cada vez más innovación a la hora de ofrecer sus servicios al público.

Un ejemplo de este espíritu de colaboración es el acceso libre que algunas entidades están dando a sus innovaciones para que otros puedan colaborar en su desarrollo.

Esta colaboración entre banca y fintech es un camino con doble dirección. Es decir, que no sólo las entidades financieras tradicionales se están nutriendo de las nuevas formas de trabajar que ofrecen las plataformas digitales, sino que estas segundas también encuentran la manera de diversificar sus ingresos ofreciendo sus servicios a la banca tradicional.

Invertir

Normalmente, la inversión de riesgo está asociada al modelo de innovación de las startups. Sin embargo, actualmente, las empresas tradicionales de servicios financieros deben, más que nunca, tomar este camino si quieren innovar en su modelo de negocio.

Además, los bancos también empiezan a reaccionar y comienzan a realizar adquisiciones de ciertas empresas, a medida que el sector de las plataformas digitales crece. Es otra manera que ha ideado la banca tradicional para no quedarse atrás en un mercado cambiante.

Desarrollar

La única manera que tienen las empresas tradicionales de servicios financieros de dar un paso al frente en el mercado es desarrollando innovaciones que vayan por delante de las fintech. Por este motivo los grandes bancos destinan, cada año, una gran cantidad de dinero en estudiar el comportamiento de los mercados, la forma que su entidad tiene de relacionarse con sus clientes, lo que hace la competencia… Se trata de ser el primero en tener una idea que funcione y que haga tambalear el sistema de negocio actual.

 

 

Seguramente el desarrollo de las fintech no quede aquí. Se sigue invirtiendo una gran cantidad de dinero en ampliar las nuevas líneas de negocio financiero que se han abierto con la creación de estas plataformas. Las nuevas tecnologías avanzan a una gran velocidad y cada día se ven los cambios que facilitan en nuestro entorno. Las diferentes generaciones de consumidores demandan servicios diferentes y formas distintas de llegar hasta ellos. Ese es el gran reto de las entidades financieras, las tradicionales y las digitales, ser capaces de combinar lo más innovador con las viejas costumbres, ser capaces de llegar a las nuevos clientes que se van incorporando al mercado sin dejar de lado a las personas de toda la vida.

Nadie sabe lo que deparará el futuro, pero una cosa está clara, a la velocidad a la que todo está cambiando, ese futuro llegará antes de lo que pensamos para convertirse en un presente en el que hay que estar preparado para adaptarse a todos los cambios.

 

imagen

 

 


Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


Pin It on Pinterest