Diferentes maneras de vender online

Hoy son pocas las empresas que no poseen un soporte online para la venta de sus productos e incluso de sus servicios. Se puede ver toda clase de comercio apostando por un mercado abierto a las nuevas tecnologías, explorando un nicho de mercado totalmente nuevo que va abriéndose paso de manera triunfal entre las metodologías para vender. Siendo un poco más incisivo, se debe afirmar que tampoco es tan fácil realizar ventas por Internet, ya sea por falta de información o por falta de costumbre, existe una gran parte del público que se aferra a adquirir sus bienes de manera presencial. De cualquier manera, es necesario reconocer que para llegar bien al público hay que conocer el mercado, por lo que, a continuación, se verá una serie de factores relacionados con la venta online que ayudarán a entender el desarrollo de esta modalidad.

 

Diferentes maneras de vender online

 

En la actualidad, existen varias formas de vender los productos online, dependiendo de la producción o los servicios que ofrezca la empresa y el tipo de público al que esté dirigida, pero aquí se mencionarán dos de ellas y se explicará el impacto que pueden llegar a causar:

 

Plataformas de ventas de productos online

 

​Las plataformas de ventas de productos online conforman un tipo de técnica que es usada por un gran número de empresas e incluso por particulares. Las hay de varios tipos, tanto especializadas en artículos nuevos, como de segunda mano. También hay otras que poseen una mezcla de ambos productos, aunque lo más común es que sean empresas que tienen a la venta productos nuevos.

Por otro lado, hay diferentes empresas o particulares, diferenciándose unas de otras en la opción de si son autónomas o no. Algunos de los ejemplos que se pueden ver de estas empresas son: Vibbo, Ebay o Wallapop, entre otras.

 

Crear una tienda online

 

​Crear una tienda propia posee una gran cantidad de ventajas, aunque también tiene un lado menos positivo. Este lado menos positivo nace en la necesidad de poseer ciertos conocimientos informáticos y en comercio electrónico que son estrictamente necesarios para que todo marche correctamente. De todas formas, siempre está la opción de contratar a un desarrollador web que pueda garantizar la labor de dichos servicios, por lo que esta desventaja posee una fácil solución. Aún así, una gran cantidad de empresarios descarta la opción de montar una tienda online por la razón de que no posee conocimientos sobre comercio electrónico. Pero al igual que cabe la posibilidad de que no se manejen en este ámbito, puede que tampoco sepan llevar la contabilidad y aún así cuentan con un contable externo a la empresa. Es cierto que hay ciertos aspectos dentro de la empresa que son mucho más vitales que otros, pero, actualmente, adaptarse a la tecnología y a los nuevos métodos de venta es algo crucial para que la empresa siga creciendo.

Por otro lado, es necesario decir que existe una gran diferencia entre los gastos de una tienda física y la que se desarrolla a través de la web, es decir, la tienda online, pues en la tienda física es necesario contratar por separado a las personas que se necesitan para que el negocio marche (contable o informático por ejemplo) con los gastos que conlleva la compra de los materiales que se necesiten para las diferentes labores que estos realicen.

En el caso de la tienda online, los gastos van directamente a la contratación del desarrollador, así como a la creación del propio negocio.

De esta manera, ambos formatos pueden llegar a ser exitosos, lo único que hace falta es estudiar a fondo tanto la situación de la empresa, como las necesidades de su target para ver por qué tipo de negocio sería más rentable apostar.

 

alojamiento wordpress

Tipos de productos online más vendidos

 

En este apartado se encuentran los tres gigantes de las ventas online: productos físicos, productos digitales y servicios. A continuación, se realizará una revisión detallada de cada uno de ellos, así como las alternativas que ofrecen en el mercado.

 

Productos físicos

 

La cantidad de productos físicos que están disponibles en la red es inmensa. Se puede vender casi de todo sin excepción alguna, siempre y cuando la gestión del transporte de estos productos sea fluida.

La venta en Internet es muy diversa. No se basa tan solo en productos tecnológicos, sino también en artículos como muebles, ropa o cualquier otra cosa que se considere más artesana. Como se dijo anteriormente, en Internet se puede vender casi de todo, ya es cuestión de la capacidad de persuadir que posea la empresa.

Por otro lado, también es importante mencionar en estos casos que una de las principales cuestiones que más quebraderos de cabeza puede traer es el almacenamiento de los bienes que vayan a venderse, así como el consecuente envío, pues son cosas que debe gestionar la propia empresa. Además, puede darse la situación de que se cancelen pedidos, por lo que hay que tener seguridad de que se posee un espacio preparado para este tipo de casos y que ningún producto tenga que ser desechado.

 

Productos digitales

 

Los productos digitales han supuesto en los últimos años una revolución en cuanto a las ventas y a la diversidad de artículos disponibles para los consumidores. Se pueden encontrar desde cursos online hasta archivos multimedia. Por ejemplo: si alguien se dedica a la producción de vídeos, podrá tener acceso a diferentes plataformas que le permitirán ofertar su trabajo a través de la exposición de sus obras en un escaparate al que muchas personas tendrán acceso.

Destaca en la actualidad la opción de los blogs, cuya evolución ha sido espectacular en estos últimos años. En Internet, se pueden encontrar desde blogs dedicados a recetas de comidas, como algunos otros más enfocados a las ventas.

 

Servicios

 

Aunque parezca extraño, cabe perfectamente la posibilidad de que hoy se venda un servicio a través de Internet ¿Cómo? Muy sencillo, a través de cursos, servicios de auditoría u otras alternativas que pueden llevarse a cabo a distancia de manera fácil y eficaz. Esta es una buena forma de ganar dinero en Internet, lo único que hay que hacer es encontrar un público interesado en el servicio que se está proporcionando y explotar la idea lo máximo posible para que poco a poco vaya creciendo.

Por ejemplo, podemos ver varias posibilidades en el mercado actual de servicios online, como la venta de servicios en el posicionamiento web, cualquier tipo de diseño (gráfico o web) que alguien necesite, coaching de todo tipo, entrenadores personales que establecen tablas de ejercicios y explican cómo llevarlas a cabo, etc.

Como se ve, son tareas que no requieren presencia para que se lleven a cabo. Es una forma completamente nueva y revolucionaria de llevar a cabo diferentes tipos de comercio que han estado ahí siempre.

 

 

Divi WordPress Theme

Tipos de canales de distribución online

 

Está muy claro que para las tiendas físicas existe una extensa cantidad de formas para la distribución de sus productos, pero ¿qué alternativas puede presentar una tienda online? A continuación, se estudiarán cuáles son las diferentes opciones que se presentan.

 

E-commerce dedicado

 

Se trata simplemente de la página web en la que el cliente puede llegar a comprar los productos o servicios que se ofrecen en la empresa. Es algo fácil de crear, aunque al principio es algo más complicado conseguir llegar a las personas. Aún así, si se realiza una buena publicidad del negocio y se mueve por los lugares adecuados, esto no supondrá ningún tipo de bache para la empresa.

 

Two step e-distribution

 

En esta situación ya no depende el tráfico de personas que visiten la página, pues no se habla de ella. Se trata de páginas como Amazon o Ebay que ofertan tus productos a cambio de una compensación económica. De dicha compensación dependerá que los productos posean mayor visibilidad o menor para los clientes. En conclusión, se trata de ofertar los productos propios a otras páginas que posean mayor influencia en la red.

 

Agregadores

 

En este caso, se trata de una página que tampoco es propia en la cual se vende un solo tipo de productos (por ejemplo: camisetas), pero de marcas muy diversas, por lo que se dirige a un público determinado y eso puede suponer una ventaja, pero se debe tener en cuenta que el control sobre la visibilidad de los productos puede llegar a ser pobre.

 

Plataformas y Apps

 

Aquí ya se hace referencia a una de las alternativas más innovadoras que existen actualmente en el mercado. La creación de una app puede ser llevada a la tienda Android o Apple para luego ser vendida y aunque supone una buena oportunidad de negocio, pues se llega a una gran cantidad de personas, depende mucho del atractivo que esta posea de cara al mercado. Además, el control sobre el producto no es muy elevado, pues aspectos como la atención al cliente no se tratan todo lo que se debería con la importancia que ello conlleva.

 

Social Commerce

 

Otro de los grandes medios para vender cualquier producto o ganar popularidad para la empresa son las redes sociales. Es una gran opción si se trata de llegar a un alto número de personas, pues hoy todo el mundo está pendiente a todo lo que se publica en estas plataformas. Aún así, en principio, sigue siendo difícil concienciar al público objetivo sobre la labor que realiza la empresa. Todo depende del uso que se sepa dar a estas plataformas y la manera en la que en ellas se enfoquen los productos. Una vez que se consiga cierto público, todo lo demás vendrá casi rodado, pues las personas comparten el contenido y casi sin querer, se crea un red de publicidad para la empresa cuyos gastos realmente no están siendo abordados, sino que es consecuencia del trabajo bien hecho y la influencia que se pueda llegar a causar en las personas.

 

Flash sales

 

Son ofertas cuya duración tiene un límite. Esto genera una sensación de escasez, por lo que la gente siente presión para adquirir los productos o servicios lo antes posible y no quedarse sin ellos. El más claro ejemplo que se puede encontrar de este tipo de situaciones se ve en páginas como Groupon o Letsbonus. El beneficio se consigue de forma rápida, pero realmente las comisiones son altas, por lo que habría que estudiar detenidamente si de verdad conviene usar este método.

 

Errores para evitar a la hora de vender por Internet

 

Para concluir el post, se mencionará una serie de factores que deberían evitarse en la venta de productos o servicios a través de Internet, pues no afectan de manera positiva al negocio.

 

No se trata solo de tecnología

 

Es cierto que casi todo el proceso de venta se realiza a través de Internet, pero es un error pensar que tan solo este tiene influencia sobre la venta, pues detrás de cada ordenador que procesa un pedido, hay una persona que finalmente va a adquirirlo, por lo que el factor humano no deja de ser importante para la empresa.

Es necesario estar continuamente seduciendo al público objetivo para que compre el producto que está a la venta. Crear confianza y fidelización a través del mejor servicio posible que pueda llevar a ofrecerse, aunque sea difícil en la actualidad.

 

No menospreciar la importancia de las ventas

 

Por muy buenos productos que posea el establecimiento, no irán a parar a ningún lado si no se posee un buen equipo que sepa mover dicho producto y venderlo al público. Por ello, para vender online es importante tener en cuenta apartados de la empresa como el comercial, así como a todo el equipo que lo compone, pues son los que se encargan de que el producto llegue de alguna manera u otra a las manos de los clientes.

 

No dejar todo a manos de la viralidad de Internet

 

Es cierto que Internet es el escaparate perfecto para la venta de cualquier tipo de productos, pero apoyar todas las esperanzas de venta tan solo en esta plataforma es un error, es decir, es necesario un estudio previo para ver en qué parte de Internet es más conveniente trabajar.

imagen

 

 


Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.


Pin It on Pinterest