Cuidador de mascotas, una profesión en auge

Con el paso de los años, la relación entre los animales de compañía y las personas se ha ido estrechando tanto que las mascotas han pasado a ser consideradas uno más de la familia. Como miembro de la familia, existe una creciente preocupación por su salud y bienestar, por lo que, en los hogares donde viven mascotas, se gasta una importante cantidad de dinero en piensos cada vez mejores, medicamentos y tratamientos médicos, accesorios como correas o juguetes, adiestramiento para corregir comportamientos negativos o cuidado mientras sus dueños se encuentran fuera del domicilio por vacaciones. El gasto superó ampliamente los 2200 millones de euros en el año 2014, según cifras de Asociación del Sector del Animal de Compañía (ASAC)

Estas cifras son la respuesta a la realidad: en la mitad de los hogares de España vive al menos una mascota. El perro sigue siendo predominando, con un 54 % de hogares que lo eligen, lo que supone que hay alrededor de 5,4 millones de perros mascota; le siguen muy de cerca los gatos con 3,8 millones, elegidos por un 36 %, y le siguen las aves y animales exóticos como los roedores o los reptiles, que van ganando popularidad con el paso de los años.

El número de personas que desean tener mascota es más grande de lo que se cree. Muchas personas renuncian a adoptar un animal de compañía por falta de tiempo. Esta situación ha dado origen a la aparición de una nueva figura: el cuidador de mascotas.

 

La necesidad de cuidadores de mascotas profesionales

 

Quienes viven con una mascota, se preocupan porque se satisfagan sus necesidades básicas, pero, muchas veces, los dueños de estos animales no pueden pasar todo el tiempo que estos necesitan debido a jornadas laborales incompatibles. En otras ocasiones, suele ser un problema con quién dejar a su mascota cuando van a salir de viaje por vacaciones.

Un cuidador de mascotas es la solución para estas personas o para quienes no se atrevan a tener mascota por falta de tiempo. Los servicios de un cuidador de mascotas profesional van desde controlar que el animal se alimente correctamente, darle cariño y jugar con él para que no se sienta solo y, en el caso de los perros, sacarlos a pasear por la calle para que puedan realizar su ejercicio físico diario y socializar con otros perros, algo que les resulta muy beneficioso, ya que son animales que por su naturaleza se sienten mejor formando parte de una manada.

El cuidador puede llevar a cabo su trabajo en el domicilio del cliente o ofrecerle un servicio de guardería en el suyo propio. Algunos profesionales combinan los cuidados con servicios de higiene y peluquería, lo que les reporta un mayor beneficio económico, y a los dueños, la tranquilidad de que su mascota se comportará adecuadamente en el transcurso de la tarea, gracias al desarrollo de un vínculo afectivo entre cuidador y mascota.

 

¿Qué cualidades debe tener un cuidador de mascotas?

 

Aquí tenemos una cuestión importante: ¿vale cualquier persona como cuidador de mascotas? La respuesta es negativa. Para ser un buen cuidador de mascotas debe tenerse una serie de cualidades y requisitos que no todas las personas tienen.

La primera condición es muy sencilla, que sienta amor por los animales y que no sea alérgico a ellos. Una persona que no ame los animales no conseguirá conectar con ellos y no podrá desarrollar el trabajo como es debido. Una persona alérgica, aunque ame los animales, sufrirá como es lógico al estar en contacto con varios a la vez.

Como en todo trabajo, se necesita que sea una persona responsable y de fiar. Se debe tener en cuenta que estamos cuidando a un ser vivo, no una cosa, por lo que requerirá cuidados especiales según la personalidad del animal, y el cuidador debe garantizarlos.

Debe gustarle tratar con dueños de los animales, porque estos, a menudo, se pondrán en contacto con el cuidador para preguntar por su mascota.

Debe tener un horario flexible y adaptado a los horarios de sus clientes, por lo que un profesional en el cuidado de animales deberá ser capaz de organizarse correctamente.

Legalmente, existe la obligación de ser autónomo y poseer un certificado de capacitación en el cuidado de animales domésticos.

Los propietarios son cada vez más exigentes, de manera que contar con conocimientos sobre higiene, comportamiento y cuidados básicos para distintos tipos de animales será valorado muy positivamente.

 

De ingreso extra a actividad económica principal

 

Este trabajo está considerado como un trabajo con el que obtener ingresos extra, es decir, para las personas que lo realizan no suele ser su actividad económica principal. Aunque, si se llega a tener suficiente nivel de trabajo, sí se podría pensar en convertirlo en una actividad a tiempo completo. Eso sí, cualquier persona que esté pensando en lanzarse a hacerlo a tiempo completo deberá realizar un estudio de mercado y darse a conocer con anterioridad para comprobar que va a alcanzar el éxito.
imagen


Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.


Pin It on Pinterest