Cómo obtener ingresos con la creación de una app

El mercado de las app ha ido creciendo exponencialmente en los últimos años y es que ahora todo el mundo dispone de dispositivos móviles donde poder ejecutarlas. Además, antes era necesario contratar a un desarrollador para diseñar aplicaciones, algo que era bastante caro. Hoy en día, en cambio, existen varias herramientas para la creacion de apps de forma gratuita.

Esto da lugar también a nuevos modelos de negocios y es que hay empresas y desarrolladores que se dedican a la monetización de estas aplicaciones. Sin embargo, cabe destacar que no es fácil vivir únicamente del dinero que se gana a partir de una app. Más de la mitad de los desarrolladores de aplicaciones afirman que no ganan más de 500 dólares al mes, motivo por el que no pueden dedicarse a esta función a tiempo completo y deben combinarla con otros trabajos. A pesar de este obstáculo, sin embargo, existen también casos de éxito como es el de la empresa Etermax, desarrolladora de Apalabrados que, con más de 45 empleados, obtiene suficientes ingresos mensuales a partir de la publicidad.

A continuación, se van a explicar las posibilidades que hay para obtener ingresos a partir del diseño de estas aplicaciones y cuáles son las cualidades necesarias.

 

Cualidades para obtener ingresos con una app

 

En primer lugar, hay que destacar la importancia del inglés. Si bien es cierto que el mercado hispanohablante es amplio y es posible diseñar aplicaciones solo en español, el inglés es importante para comunicarse con otros desarrolladores.

Además, un buen desarrollador debe dominar varios lenguajes de programación si quiere crear aplicaciones de calidad. Si bien Java se utiliza con frecuencia, hay más posibilidades que merece la pena explorar. Mantenerse al día es también muy importante y es que, en este tipo de mercado, surgen novedades constantes y conviene actualizarse. Para conseguirlo, será útil hacer consultas regulares en internet y participar en foros, así como acudir a charlas especializadas.

Por último, es necesario para un desarrollador aprender de sus errores y, si lo necesita, pedir ayuda cuando no sepa cómo programar algo. Cometer errores es normal y humano, pero es importante reconocerlos y acudir a otras personas si no se sabe cómo proceder.

 

Alternativas para monetizar una app

 

Una vez creada la app, es importante saber cómo monetizarla y es que hay una amplia variedad de alternativas.

En primer lugar, se puede optar por una aplicación de pago que los usuarios puedan comprar en App Store o Play Store. Sin embargo, hay que tener en cuenta que muchas personas son reticentes a pagar por una aplicación, por lo que esta deberá ser de alta calidad y necesitará una buena promoción para atraer clientes.

Otra alternativa es ofrecer una app gratuita, pero obtener ingresos a partir de la publicidad. Lo más rentable es establecer acuerdos con anunciantes específicos pero, en el caso de no ser posible, se puede acudir a una red de anunciantes que se responsabiliza de esta función. Un punto de gran importancia que hay que considerar respecto a esta opción es que, para obtener unos ingresos elevados, es necesario que la aplicación cuente con muchos usuarios.

Las compras in-app son también una valiosa fuente de ingresos, un modelo de negocio en crecimiento que consiste en ofrecer servicios extra con un pago previo. Un ejemplo de este tipo de monetización es el caso de Candy Crush, un juego en el que se pueden comprar vidas extra o movimientos.

El modelo de suscripción es también un tipo de monetización común en el caso de las aplicaciones de revistas o diarios en el que el usuario se suscribe a los contenidos ofrecidos por la app. Hay que tener en cuenta que, para que este modelo de negocio funcione, es necesario ofrecer planes de precio muy personalizados a un público objetivo, así como recurrir a las técnicas de up-selling y cross-selling.

Las apps freemium también se utilizan cada vez más. Esto consiste en ofrecer una aplicación gratuita, pero dentro de ella hay algunos servicios que son de pago. Antes de poner en marcha este modelo, sin embargo, hay que considerar que solo un 5% de los usuarios decidirá pagar por estos contenidos. Es por ese motivo que, para que esto resulte rentable, es necesario tener una base de datos amplia.

En el caso de que la app tenga un público objetivo que puede interesar a determinado tipo de empresas, se puede optar también por afiliarse a estas y ofrecer sus productos en la aplicación, de modo que esto suponga un beneficio económico.

Se puede decidir también obtener ingresos mediante la propia naturaleza de la app. Estos son los casos de aplicaciones basadas en la economía colaborativa, como Airbnb, donde los usuarios son los que ofrecen sus bienes y servicios. El m-commerce, una versión del ya conocido e-commerce, constituye un modelo de venta online a través de dispositivos móviles que ofrece grandes posibilidades para una aplicación.

Hay también otras maneras de obtener ingresos a partir de la creación de apps que no tienen que ver con la monetización de la aplicación en sí. La primera es crear una app para un tercero y la segunda consiste en utilizar la aplicación para promocionar un negocio propio.

A pesar de que son muchas las alternativas para obtener un beneficio económico a partir de una app, hay que considerar pues que es necesario que esta cuente con un gran volumen de usuarios para que los ingresos sean sustanciosos. Para ello, la promoción es tan importante como el desarrollo de la propia aplicación y es que el esfuerzo no obtendrá su recompensa si no consigue el público suficiente.

Así pues, son tres los puntos clave que habrá que seguir para tener éxito con el desarrollo de una app:

1. Tener una idea original y desarrollarla.

2. Llevar a cabo una promoción eficiente.

3. Conseguir una base de datos amplia y establecer un modelo de negocio adecuado.

 

¿Cómo escoger el mejor modelo de negocio?

 

Cada sector tiene sus particularidades y es lógico pensar que no funcionará igual la monetización de un juego dedicado a niños que la de una aplicación dedicada a un sector profesional concreto. Por eso, lo mejor es una vez delimitado el sector al que se dedica la app, analizar la competencia y averiguar qué modelos de negocio utiliza. De esta manera, se puede obtener una orientación respecto a cuál es la mejor manera de monetizar la aplicación.

Además, es necesario hacer un análisis DAFO (debilidades, amenazas, fortalezas y habilidades) para saber qué puntos fuertes conviene destacar y qué puntos débiles conviene considerar a la hora de seleccionar la manera de monetizar la aplicación. Por ejemplo, si la app cuenta con un gran volumen de clientes, será posible implementar un modelo basado en la publicidad, pero no lo será si no es demasiado conocida. Otro ejemplo es el hecho de que una aplicación innovadora puede tener más usuarios dispuestos a pagar, que una aplicación que cuenta con una amplia competencia de aplicaciones gratuitas.

Por último, hay que considerar el coste de implementación de cada modelo de negocio y decidir si se puede asumir. Hay que tener en cuenta, además, que si no se quiere depender de una única fuente de ingresos, conviene diversificar y combinar varios de estos modelos de monetización.

 

¿Apple o Android?

 

A la hora de escoger entre crear apps para Apple o Android, hay que tener en cuenta que los usuarios de Apple pasan aproximadamente 26 minutos más en las aplicaciones que los usuarios de Android y que la App Store genera el triple de ingresos que la Play Store.

Además, los usuarios de Android suelen ser más reticentes a pagar por aplicaciones que los usuarios de iPhone. Por eso, mientras que el modelo de monetización más utilizado para los primeros es la publicidad, las compras in-app son el más utilizado para los usuarios de iPhone. Así pues, la plataforma para la que se está creando la aplicación deberá tomarse en cuenta también a la hora de decidir el modelo de negocio.

 

¿Cómo subir una app a Play Store o App Store?

 

Una vez se haya creado la aplicación y se haya decidido el modelo de negocio, esta deberá subirse a la plataforma pertinente. A continuación, se explican los pasos a seguir para subir una aplicación a Play Store o App Store.

 

Subir una aplicación a Play Store

 

En el caso de la plataforma de Android, la app deberá publicarse en la Google Play Developer Console, para lo que se llevará a cabo un pago único de 25 dólares. A continuación, podrá subirse el archivo APK previamente exportado de Android Studio.

Lo primero que se pedirá es que el usuario complete una ficha descriptiva con el idioma en que se ha creado la app y el título de la misma, para el que se dispone de 30 caracteres. Después, se podrá escoger entre tres opciones para subir el archivo:

– La opción “alpha testing” consiste en subir una versión de la aplicación todavía no completa para que la pruebe un grupo reducido a elegir.

– La opción “beta testing” consiste en subir una aplicación que todavía no tiene todas sus funcionalidades desarrolladas para testarla con un grupo de usuarios de Play Store.

– La opción “producción” consiste en subir la aplicación para todos los usuarios de Play Store.

Una vez seleccionada la alternativa que se prefiera, se deberá cumplimentar una ficha con el título, una descripción breve, una descripción completa, capturas de pantalla, un icono en alta resolución y una imagen destacada. Después, se pedirá una categorización de la app.

Por último, habrá que seleccionar el mercado al que va destinada la aplicación y los países en los que estará disponible, así como si la opción es gratuita o de pago. En este último caso, se deberá contar con una cuenta en Google Wallet.

 

Subir una aplicación a App Store

 

En el caso de la plataforma de Apple, se puede delegar esta función mediante la contratación de algún plan. Sin embargo, a continuación se van a explicar los pasos a seguir en el caso de querer subir la app a App Store por uno mismo.

En primer lugar, hay que darse de alta en iOS Developer Program como desarrollador de aplicaciones mediante un pago anual de 99 dólares y crear tres certificados a través del Member Center.

A continuación, se deberán preparar algunos materiales gráficos que acompañarán a la aplicación: un icono, capturas profesionales -que tendrán diferentes resoluciones según el iPhone o iPad al que vayan destinadas- y, aunque esto no es obligatorio, un vídeo promocional.

En iTunes Connect, el usuario deberá identificarse con la ID que haya utilizado anteriormente y completar los siguientes datos: idioma, nombre, descripción y una bundle ID que puede seleccionarse a partir de un menú desplegable.

Después, se pedirá más información, así como metadatos, derechos, precios y una dirección con la política de privacidad. El usuario deberá decidir también si la aplicación va destinada a niños. Cuando estos datos estén cumplimentados, llegará el momento de subir los materiales gráficos y guardar la información previamente introducida.

Por último, en la pestaña “view details” de “current version”, el usuario tendrá que pulsar “Ready to Upload Binary” y marcar “no” en la ventana “Export Compliance”. Una vez seleccione la opción de continuar, la aplicación estará preparada para subirse a App Store.

El proceso se completará con Xcode que, tras pedir las credenciales de la Apple ID, se conectará a iTunes Connect y buscará la aplicación con la bundle ID. Siguiendo las indicaciones posteriores, la app pasará a estar “in review” y, cuando pase la revisión, estará lista para comprarse o descargarse en la App Store.

 

Conclusión

 

Ganar suficientes ingresos para que la creación de apps pueda convertirse en un trabajo a jornada completa no es fácil. Sin embargo, prestando atención a la información que se ha explicado anteriormente, se puede optimizar su monetización y establecer un negocio rentable. Hay que considerar pues que no solo es importante tener una idea original e innovadora, sino que también lo es realizar una promoción eficiente con la que conseguir usuarios y establecer un modelo de negocio adecuado.

imagen

 

 


Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


Pin It on Pinterest