Artesanía y creaciones propias, ingresos alternativos ‘online’

La creatividad es un talento innato al ser humano. Es la responsable de lo inédito, original y auténtico. Cotiza al alza en el entorno digital. Si hace unos años, el oficio artesanal estuvo a punto de desaparecer, ahora renace con fuerza.

La fabricación en serie fruto de la revolución industrial abarató tanto los costes que puso en jaque a los artesanos. Sin embargo, el handmade  ha encontrado su espacio en Internet. Una nueva oportunidad que puede converger en la creación de ingresos alternativos o en una alternativa laboral estable.

No hace falta crear un portal de ecommerce propio para comercializar productos hechos a mano a través de Internet. Hoy en día, cualquier persona puede vender sus creaciones a través de plataformas de venta online. Algunas de ellas están muy posicionadas en mercados concretos, como es el caso de Wallapop o Vibbo para los artículos de segunda mano, Etsy centrada en la comercialización de artesanía, y eBay o Amazon para todo tipo de sectores. También se pueden aprovechar las ventajas de redes sociales como Facebook o Instagram para potenciar las ventas, crear una tienda propia a través de portales como Shopify o con un simple blog.

 

Consejos para los artesanos que quieran vender en Internet

 

Los artesanos tienen una gran habilidad con sus manos. Tienen la capacidad de crear aquello que tienen en mente, de materializar sus propias ideas. Normalmente, pueden desarrollarse bien en uno o en varios sectores.

A la hora de emprender y comenzar a vender online es interesante tener en cuenta una serie de consejos que conduzcan al éxito de la aventura.

1. Investigar bien el mercado

Antes de emprender, es importante realizar un estudio del mercado. Conocer las tendencias, la demanda, la moda y las necesidades de la gente. De esta manera, se conseguirá la creación de artículos que puedan hacerse un hueco en un nicho de mercado concreto.

Una de las principales dudas es el precio venta. Hay que calcular el coste de los materiales, el tiempo empleado y los gastos de gestión para conseguir alcanzar el umbral de la rentabilidad con las ventas realizadas.

La producción artesanal no se rige por los patrones del volumen, sino por la calidad y el valor añadido de la pieza. Es verdad que cuanto más se vende más se gana, pero si se pierde dinero en cada conversión, al final el balance es negativo.

En el estudio de mercado hay que contemplar dos escenarios. Por una parte el comercio tradicional, hay que averiguar el precio al que venden los artículos hechos a mano las tiendas de artesanía, y por la otra, indagar en Internet para saber qué hace la competencia. Cuáles son sus precios y las calidades de sus productos.

Toda esta información servirá para crear la base del modelo de negocio. Cabe señalar que independientemente de si el objetivo es generar ingresos alternativos o crear una alternativa laboral, lo importante es obtener un margen de beneficios y no de pérdidas. Las pérdidas son tanto económicas como de recursos. Es muy importante medir bien el tiempo que se dedica a la producción artesanal para darle un valor que se traslade al precio final.

 

2. Pasión por lo que se hace

 

La artesanía exige creatividad, por eso es fundamental sentir pasión por lo que se hace, vivir con ilusión la aventura, disfrutar y soñar. No es aconsejable trabajar en artículos a disgusto.

 

3. Primar la calidad 

 

Las personas que compran productos artesanales buscan calidad. Una premisa que no pueden perder de vista los productores. Crear artículos de mala calidad hunde la reputación del artesano. Los consumidores que adquieren artesanía exigen calidad y autenticidad, con sus compras quieren diferenciarse de la masa.

 

4. Calcular los beneficios

 

El estudio de mercado es una guía para calcular la rentabilidad del oficio. El margen neto de beneficios se consigue tras restar los costes que son necesarios para crear y comercializar.

Los factores a tener en cuenta son la inversión en materia prima, el importe del alquiler de las instalaciones o de los gastos de suministro si se fabrica desde casa, así como las cantidades que se destinan a publicidad, difusión o posicionamiento, el tiempo que se invierte o mano de obra, las comisiones de la plataforma de venta o los costos la tienda online, el almacenaje, los gastos de envío y el pago de los tributos a la administración pública.

Los beneficios se calculan teniendo en cuenta los costes mencionados y el potencial de las ventas. Dado que son productos artesanales, no se puede pensar en la rentabilidad por volumen, pero sí que hay que aspirar a conseguir un número mínimo de  conversiones. Es aconsejable que el margen neto sea de un 15 o un 25 %.

Si se considera que el precio final no es competitivo, hay que buscar la manera de reducir los costes sin que afecte a la calidad y autenticidad del producto para que sea rentable.

 

5. Paciencia, se trata de una carrera de fondo

 

Los productos artesanales están de moda. Hay que ser cauteloso a la hora de fijar los objetivos. Ser ambicioso, pero también realista. La paciencia y la constancia son grandes aliados a la hora de vender artesanía por Internet.

En el entorno digital, los negocios online funcionan muy bien con economías de escala. Una sola venta puede traer muchas más si el usuario lo comparte en sus propias redes y lo aconseja, así se extiende una red que beneficia la reputación del artesano. Una buena reputación reporta más conversiones y la creación de una rueda que se acaba convirtiendo en una verdadera alternativa laboral.

Sin embargo, los primeros giros de esta rueda son complicados. No hay que dejarse amedrentar por la frustración, sino tener una actitud positiva para salir adelante y marcarse un tiempo adecuado, no menos de un año.

 

6. Promoción y posicionamiento

 

Tanto si se opta por crear una plataforma propia de ecommerce como si se escoge la alternativa de las ventas a través de portales de comercialización de productos, es muy importante invertir en posicionamiento y en promoción.

Las redes sociales son excelentes escaparates, pero están muy explotadas. Hay que crear estrategias que sean capaces de captar la atención de los consumidores para que pasen de ser seguidores a ser clientes. Instagram y Facebook son excelentes portales para ello. Es importante invertir recursos y tiempo para crear una comunidad sólida, que necesita de ideas y contenido de valor.

En las plataformas de venta online y en los buscadores se pueden promocionar los productos para que aparezcan en las primeras posiciones. Si se dispone de presupuesto, es interesante contratar estos servicios para diseñar acciones de comunicación que permitan acelerar las ventas. Paralelamente, hay que trabajar el posicionamiento SEO, ya que será la forma natural de estar en una buena posición.

 

7. Especializarse

 

A la hora de entrar en el mercado artesanal, es aconsejable especializarse para dirigir los esfuerzos a un nicho concreto. Si se canalizan bien las acciones, será más fácil llegar a un público objetivo reducido. Dirigirse a uno demasiado general reduce las posibilidades de conseguir visibilidad entre la enorme masa de Internet.

 

Dónde vender la artesanía o las creaciones propias

 

La gran ventaja de los artesanos actuales es que no necesitan tiendas online propias para vender sus creaciones. Para reducir gastos, sobre todo al principio, y conocer el nivel de aceptación del público, es interesante comercializar los artículos a través de plataformas de comercio electrónico.

Estos portales ya disponen de una estructura sólida y de un posicionamiento propio. Tienen creadas las pasarelas de pago y los sistemas de envío. De esa manera, los creativos pueden centrarse en preparar sus productos para rentabilizar el emprendimiento en el menor tiempo posible.

Las ventajas de las plataformas de comercio electrónico son buenas para todos los artesanos, de manera que se comparte espacio con la competencia más directa. Además, gracias a los sistemas de búsqueda y de posicionamiento por etiquetas, las creaciones propias compiten directamente con las de los rivales. Motivo más que suficiente para apuntalar al máximo los valores propios.

Un consejo importante es no limitarse a un solo sitio en Internet. La misma marca se puede difundir por varios portales, sobre todo al principio. Con el tiempo se valorará los que son más rentables y que generan más transacciones comerciales.

 

Portales especializados en artesanía

 

Existen webs de ecommerce especializadas en la comercialización de productos de handmade. La principal ventaja que vender a través de estas plataformas es que ya disponen de una comunidad formada por el público objetivo al que se destinan los artículos elaborados.

Uno de los máximos exponentes de la artesanía es Etsy. Una tienda online de tiendas online especializada en productos hechos a mano. El público de Etsy es internacional, al igual que lo son sus vendedores. Para entrar a formar parte de esta plataforma de ecommerce solo es necesario registrarse y crear un área privada desde la que publicar el contenido.

Además de vender creaciones propias, también se pueden encontrar proveedores de cualquier parte del planeta. La presencia en Esty no es gratuita, sino que se pagan en torno a veinte céntimos por cada artículo que se publica y una comisión del 3,5 % de cada venta.

De forma similar a Etsy funciona Shopify, una plataforma de tiendas online. El vendedor puede crear su propio ecommerce  dentro del portal. Para ello debe contratar el plan, el más económico es de 29 euros al mes.

 

Plataformas generales de venta ‘online’ 

 

Las principales webs de ecommerce para vender a través de Internet, sean los productos artesanales o no lo sean, son eBay y Amazon. En estos dos gigantes del comercio electrónico se pueden comercializar productos nuevos, de segunda mano, de handmade, de producción industrial y de prácticamente todos los sectores que venden al particular.

La política de eBay obliga a pagar por poner artículos a la venta, aunque existen promociones y límites que permiten la gratuidad del servicio, sobre todo para nuevos usuarios o nuevos vendedores. La tarifa para la publicación de los anuncios depende del precio del producto.  Además, también cobran una comisión por la conversión. El importe depende del precio final del producto y no incluye los gastos de envío. La promoción de los artículos en eBay se puede contratar, lo que favorece el posicionamiento del vendedor. La tarifa depende de la categoría y del formato que se escoja.

Amazon dispone de una logística propia, un sistema antifraude y aglutina a millones de consumidores. Ahora bien, el sistema para vender es diferente al de eBay. Por ejemplo, si se quiere acceder a los cinco marketplaces europeos, hay que pagar de 39 euros. En Amazon, el vendedor crea una cuenta propia con todos los datos que se le exigen para su registro, sube el inventario y puede optar por disponer de la logística que tiene creada la plataforma. Las creaciones artesanales están expuestas para que los clientes las compren. Cuando el vendedor tiene un pedido, Amazon se lo comunica y le ofrece la posibilidad de empaquetarlo y enviarlo.

En Amazon existen diferentes planes de pago. Si se venden menos de cuarenta artículos al mes solo se pagan 0,99 euros por la suscripción mensual o como tarifa de cierre de venta. Si se realizan más de cuarenta transacciones, el precio es de 39 euros al mes, independientemente del volumen de ventas.

Por otra parte, están las plataformas de segunda mano como Wallapop o Vibbo, que antes era segundamano.com. En ambos casos el registro y la publicación de artículos son servicios gratuitos.  En Vibbo la forma de pago se acuerda entre las dos partes a título personal, la web no se hace responsable de posibles fraudes. En Wallapop sí que se aceptan sistemas como Paypal, pero tampoco se responsabiliza de la venta final, asume el papel de intermediario. En Vibbo se puede contratar la mejora del posicionamiento.

 

Conclusión

 

Los artesanos y los amantes del handmade tienen la oportunidad de emprender, de dedicarse a su pasión, a plasmar su creatividad en productos artesanales. Sin embargo, antes de lanzarse a vender, es importante hacer un estudio de mercado y calcular la rentabilidad, además de estudiar los canales de venta que más interesen. Internet brinda multitud de opciones. Se han escrito muchos casos de éxito de artesanos que comenzaron desde abajo y han conseguido ser toda una referencia en producción y venta online de artesanía.

 

 

imagen

 

 


Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


Pin It on Pinterest